La vida íntima. Niccoló Ammaniti

Reseña de La vida íntima
5
(1)

La vida íntima (2023) por Niccoló Ammaniti. Llega de la mano de Editorial Anagrama con la traducción Juan Manuel Salmerón Arjona (2024). Forma parte de la Colección Panorama de Narrativas y tiene una extensión media, de 307 páginas. Encuadernación rústica, cosida, como nos acostumbra la editorial en esta colección.

Se trata de una novela anclada a la actualidad. Profundamente contemporánea. Aborda ese mundo demoníaco que se manifiesta en clave audiovisual. Y mucho más…

Una mujer angustiada por la existencia de un vídeo íntimo —muy íntimo— de su pasado. Además de la lesión que puede suponer a su honor, está el encaje que eso puede plantear a esa vida de apariencias y felicidad impostada que exige la esfera pública, perfectamente sublimada en las Redes Sociales.

Contenidos audiovisuales. Honor e Intimidad. Vida pública y privada. Como vemos, son temas de enorme atención en la actualidad, marcada por las redes sociales y el desarrollo tecnológico.

La protagonista es la esposa del primer ministro italiano. Eso es nada más que un golpe de efecto para hacerla especial, porque este personaje puede ser —salvando las distancias—, cualquiera de nuestra sociedad. Todos vivimos en ese baile de máscaras que propone la red. Lo que la novela hace es enfrentar cada cara del poliedro que es una persona.

De qué trata

Sinopsis de contraportada editorial

Maria Cristina Palma lleva una vida en apariencia perfecta. Es considerada la mujer más bella del mundo, está casada con el primer ministro y tiene cuanto se puede desear. Su impoluta imagen, sin embargo, esconde fantasmas pasados y una incipiente crisis de identidad provocada por las imposiciones y proyecciones de su entorno sobre ella. Hasta que un dia recibe en su teléfono un vídeo erótico que podría poner en apuros su reputación y la de su poderoso marido. ¿Y si hubiera de temerse más la mirada propia que la ajena? ¿Hasta dónde somos capaces de llegar por nuestro anhelo de pertenencia y afecto? La vida intima es una conmovedora tragicomedia sobre la sociedad contemporánea de las apariencias, el espectáculo, los engaños y los autoengaños. Sinuosa y seductora, entre la sátíra social y el drama intimo, la esperada nueva novela de Niccolò Ammaniti indaga en los miedos y los deseos en ocasiones ocultos de una mujer y nos obliga a contemplar con ternura el desconcertante mundo en el que vivimos. «Ammaniti posee el don más preciado: la originalidad. Su escritura te atrapa y te conduce adonde solo él puede llevarte. Te hace reir a carcajadas y, en la página siguiente, te rompe el corazón, mostrándote la complejidad cómica, dramática y emotiva de quiénes somos (Silvia Avallone, Corriere della Sera).

Ammaniti nos enseña con paciencia de entomólogo en qué nos hemos convertido: la obsesión por la imagen pública, una política capaz solo de perseguir consensos rápidos y azarosos, las decisiones tomadas en base a intuiciones de presuntos gurús tecnológicos, la dificultad de optar por lo que de verdad nos hace sentir bien, la tendencia a la sospecha y la paranoia» (Annalisa Cuzzocrea, La Stampa).

«Después de haber explorado durante años el universo de los adolescentes, Ammaniti vuelve a centrarse en la personalidad de una mujer adulta… El libro se convierte en un “manifiesto por la autenticidad” en una sociedad cada vez más dominada por las apariencias (Pierluigi Spagnolo, La Gazzetta dello Sport).

El retrato de una mujer que se parece un poco a todos nosotros

(Concita De Gregorio, La Repubblica). Niccolò Ammaniti siempre consigue crear hermosas tormentas

Lo logra en todas sus novelas» (Antonella Lattanzi, Il Foglio). . «Ammaniti es un imbatible inventor de historias… Leerlo es un festin, sus palabras tienen el toque mágico (Tiziano Scarpa, Domani).

Trasfondo. Reseña de La vida íntima

Una persona, un medio de comunicación. Los smartphones han convertido a cada individuo en un paparazzi, por usar la extendida voz italiana, apropiada al caso. Internet, además, nos otorga poderes de difusión universales.

¿Qué ha supuesto esto? ¿Ha creado un nuevo ser humano o simplemente ha dado carta de naturaleza pública lo que ya existía bajo la piel?

Una erotema. Lo cierto es que si tienes un accidente en la vía pública, antes de que alguien te socorra, alguien te habrá posteado en Twitter. Ahora ya, en X.

La frontera entre vida pública y privada se ha desdibujado. Probablemente ha desaparecido. Hay personas que comparten todo en sus estados de WhatsApp: lo que comen; lo que visten; lo que opinan; lo que hacen… Nos puede parecer bien, mal o nada, pero en cualquier caso es decisión de esas personas. El problema viene cuando se publican contenidos no autorizados de personas por parte de otros.

Una persona, un reportero. Un peligro.

Puritanismo.

La imagen pública exige perfección. Una debilidad, un desatino, una flaqueza, una imperfección… y la policía de la moral vendrá a por ti. Vivimos una ola de puritanismo exacerbado a través de las redes sociales. Cualquier persona es un censor que habla desde una atalaya de superioridad moral e intachable comportamiento. Como si existiera un ser limpio de error.

Siempre hubo censuras. El pensamiento dominante siempre acalló y anatemizó lo que fuera opuesto a sus valores. Pero en nuestro tiempo, vivimos la peor censura, porque no es sistémica, es la que ejerce tu vecino. Está por todas partes.

Vida de apariencias.

Pareja e individuo. María Cristina es una mujer florero. Su mayor mérito —el único, acaso—, es ser muy guapa. Eso la convierte en el adorno perfecto para el Primer Ministro. Centro de atenciones, vórtice de envidias; anhelo de onanistas. Pero eso no la hace sentirse realizada. No puede estarlo. Ser guapo/a no tiene ningún mérito. Te viene dado.

Al contrario, vive desubicada. Reflexiona tácitamente el libro sobre el individuo dentro de la pareja. Una pareja debe sumar más allá de uno más uno. Es un ente nuevo y propio. Mayúsculo. Superior a la mera suma de las partes. Pero hechas todas las loas a la unidad, la pareja es también el ecosistema en el que debe desarrollarse cada miembro, crecer y ser. Si uno de ellos es un individuo cuya expansión limita la vida del otro, esa pareja está desequilibrada y la insatisfacción no tardará en aparecer como las manchas de humedad en las páginas de un libro mal cuidado. La autorrealización y su impacto en la autoestima de la persona tienen que encontrar impulso en la pareja, no freno.

La vida y cómo nos la contamos

Reseña de La vida íntima

María Cristina se siente víctima. De su esposo, de una hija adolescente, de una secretaria que la minusvalora; de un antiguo novio que la acosa con un vídeo erótico… Le cuesta ver que de lo que es más víctima es de sus propias decisiones. Mirarse con verdad.

Hay existencialismo. La novela habla de cómo un hecho puede tener un efecto cataclísmico en nuestra vida. La manera en que reaccionamos a un suceso, determina cómo es nuestra propia realidad. Somos responsables de la vida que llevamos en buena medida.

Una novela fresca. Muy actual. Una obra con compromiso, pero a la vez, amena y entretenida. Un juego de máscaras —el de la vida pública y privada— que se acentúa con personajes que son, pero no son, con relaciones que parecen, pero que no; con decisiones que se toman y no se toman; con parejas que se quieren, pero no; una trama que crees evidente, pero que gira para otro lado.

Una reflexión honda sobre nuestro modo de vivir.

Primera novela de Niccoló Ammaniti que leo. Me ha convencido.

Valora este libro

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este libro no te parezca interesante!

¡Déjame saber qué libros son tus preferidos!

Cuéntame, ¿qué es lo que no te gusta de este libro?

¿Te gusta leer?

Recibe mis reseñas en tu correo

¡Sin spam! No te mando nada más que reseñas

Alvaro

Con el tiempo y el acúmulo nuevas lecturas, se va olvidando lo que vamos leyendo. Me parece que escribir sobre ello me ayudará a recordar mejor cada pequeña o gran historia que lea. Si de paso las pongo en común contigo y te puedo animar a leer o no un libro, me parece más útil que unas notas guardadas en un cajón como un ermitaño de tinta. De qué va y qué me ha parecido, sin más vuelo ni pretensiones. No son reseñas de entendido, sino de lector a lector.

Deja una respuesta